Menu

PESADILLA Nº6: “EL DÍA DESPUÉS”

Pesadillas Bermer

         Te enterramos ayer, y aún no sé en qué lugar me encuentro. Será así por mucho, mucho tiempo, y eso sí que lo sé. Caminaré infructuosamente, perdido por las calles, los campos, intentando encontrarte, intentando despertar de esta pesadilla que es ya mi realidad para siempre. Y cuando asuma que tu abrasadora ausencia no tiene remedio y el dolor se mitigue, se transforme en una horrenda cicatriz pulsante, entonces digo, intentaré suicidarme por ahogamiento en los recuerdos que guardo de ti. Haré acopio de los mismos buscando el más recóndito, el mínimo y fugaz rastro luminoso de tu presencia,  escarbando hasta bajo el último pliegue de memoria. Cada uno que encuentre será el mayor de mis tesoros, y me desesperaré al comprobar cómo me…

Leer Más…

PESADILLA Nº5: “LUNA CRECIENTE”

Pesadillas Bermer

En aquella extraña noche estival, hacía poco que acababa de cumplir los diecisiete años, lo recuerdo perfectamente. Como todos los veranos, pasaba largas semanas en la casa de los abuelos, apartada en mitad del campo, a unos cuantos kilómetros del pueblo más cercano. Y cada año que pasaba, estas semanas se me hacían más y más largas, aburriéndome en aquellas lentas soledades, ahondando cada vez más en las intensas, alucinadas preocupaciones propias de mi edad. Estaba allí, más por complacer a mis abuelos, y dejar libres a mis padres una vez al año, que por mi propia voluntad. Cada año era más consciente que el anterior. Y estaba allí, sí, pero en el fondo mi mente volaba lejos. U hondo, no sabría bien decir. Caminaba…

Leer Más…

PESADILLA Nº4: “LA GUERRA ES BUENA”

Pesadillas Bermer

La niña del vestido rasgado saltaba y bailaba entre los cascotes, canturreando: La guerra es buena. La guerra es buena. Remueve la tierra. Y cambia las cosas a su manera.   Al principio lloraba, porque era pequeña. Ahora salto, juego y bailo, hasta que vengan. Las casas saltan y vuelan, están hechas de piedra. La gente corre, se esconde y yo me río de ellas. A veces explotan, y manchan la acera. Dispararon a mis padres, a mí me hicieron daño, pero todavía soy buena. Mataron a mi hermano, lo normal es que te corten la cabeza. Pero yo soy buena y canto como una fiera. La guerra es buena. La guerra es buena. Remueve la tierra. Y cambia las cosas a su manera.  …

Leer Más…

PESADILLA Nº3: “EL RÍO DE LOS MUERTOS”

Pesadillas Bermer

Guardo con absoluta nitidez mis primeros recuerdos del río. El cielo era de un intenso azul de principios del verano y el sol acariciaba sin quemar. Yo tendría cinco o seis años, y el agua límpida, cristalina, que me llegaba casi por la cintura, me permitía ver con claridad los renacuajos jugueteando entre mis piernas. Mis padres estaban sentados sobre la blanca arena de la orilla, observándome, disfrutando a través mía, viéndome chapotear por vez primera en las frescas aguas del río. El río era ancho, su curso enérgico, y en mi mente infantil, el mundo un precioso lugar lleno de dicha, infinito, dispuesto a ser explorado. La alegría, el tesoro de la alegría, recorría mi cuerpo como un fluido de luz. Todo era perfecto,…

Leer Más…

PESADILLA Nº2: “IDENTIDAD FUTURA”

Pesadillas Bermer

Manipulando mi cartera, el DNI cayó al suelo. Al recogerlo me fijé en la fotografía. Allí no estaba mi cara de hace unos años. En su lugar, una grisácea calavera de hondas cuencas. Sorprendido, sin creer lo que veía, volví a fijarme con más atención. Inconfundible, pese a no haberla visto nunca antes, mi propia calavera me seguía sonriendo. Al levantar la vista, estupefacto, reparé en el calendario colgado de la pared. Marzo de 2073. No 2016, como había creído hasta ahora. Entonces comprendí todo. La oscuridad fue inundando lentamente mi consciencia, como un lento fluir de sangre azabache, mientras disparatadas hipótesis intentaban acertar en el centro de la Verdad. ¿Había sobrevivido mi mente en una dimensión cuántica a mi cuerpo muerto todo este tiempo,…

Leer Más…

PESADILLA Nº1: “EL ANIVERSARIO”

Pesadillas Bermer

Ayer fue nuestro onceavo aniversario de casados. Carolina y yo estuvimos celebrándolo hasta bien tarde, bebiendo, riendo recordando buenos momentos… lo pasamos bien, muy bien, ya saben. Carolina seguía hundida en el sueño cuando yo me levanté, a eso de las once. Bebimos mucho, esa es la verdad, pero a mí eso nunca me ha afectado demasiado para ponerme en marcha al día siguiente. El peso de la experiencia, supongo. Lo tenía planeado desde hace tiempo. Cuando se levantase para comer, le tendría preparado uno de sus platos favoritos de siempre: lechoncito al horno. Así que, tras asearme  y tomar un desayuno ligero, me puse manos a la obra. Preparé la mesa con esmero insospechado incluso para mí. La casa entera olía ya de maravilla.…

Leer Más…

SERIE “PESADILLAS BERMER”

Pesadillas Bermer

Estrenamos hoy “Pesadillas Bermer”, una serie de relatos cortos que tendrán periodicidad regular, con la intención de ahondar en nuestros miedos más cotidianos y profundos. Más información aquí. Y empezamos con la Pesadilla nº1: “El aniversario“. Espero que os guste.

64- PUTREFACCIÓN

Pesadillas Bermer

No importan los pasajeros momentos de alegría y tristeza. No importan los conocimientos adquiridos, las experiencias que me enriquecieron, los logros alcanzados, las relaciones significativas que me unieron al mundo, todo lo material que alguna vez me pudo ilusionar… Aunque fuese la propia esencia de mi vida, todo quedó reducido a un puñado de lejanos recuerdos intranscendentes. Frívolas memorias que germinaron en un inmaduro sustrato de la existencia. Huesos rancios. He olvidado todas las caras, todos los nombres… no puedo recordar ni una sola línea de conversación de las millones con las que ensucié el silencio. Pero nada, nada de eso importa ya. Todo ha sido un errático camino hasta alcanzar el único momento que dota de sentido a este cúmulo de vacío arrastrado por…

Leer Más…

CONCURSO: ¡BERMER RESUCITA!

Concurso Bermer Resucita

    ¿Quieres conseguir gratis un ejemplar de “Horrores del mañana” con marcapáginas exclusivo? Todos los detalles aquí. ¡Suerte!

TRAS EL MURO

TRAS-EL-MURO-PORTADA-FINAL-br

TRAS EL MURO Ficha Técnica –Título: “TRAS EL MURO” –ASIN: B01BSS2DK2 –Nº Páginas: 7   Descarga gratuita en (Amazon),  (Smashwords) o (Itunes)   RESEÑAS DE LECTORES:   1-RESEÑA en CRUCE DE CAMINOS 2-RESEÑA en MI BLOG DE LIBROS

“LLUVIA DE CASTIGO”

portada-LLUVIA-DE-CASTIGO-Azramari

LLUVIA DE CASTIGO Un día cualquiera cae un fémur humano desde el cielo. Pero no será el primero, ni el último. ¿Qué demonios está pasando? ¿Cómo es posible que ocurra algo así? “Lluvia de castigo” es un Ebook ilustrado por artistas como Azramari, Italo Ahumada, Andreu Romero y Nemesis.   Ficha Técnica   –Título: “LLUVIA DE CASTIGO” –ASIN: B008P4LOKI –Nº Páginas: 54   Descarga gratuita (Próximamente)   RESEÑAS DE LECTORES:   1-RESEÑA en SONIA UNLEASHED 2-RESEÑA en SOY UN ESPÍRITU LIBRE 3-RESEÑA en EL ERRANTE 4-RESEÑA en CRUCE DE CAMINOS 5-RESEÑA en HEROÍSMO IRRACIONAL 6-RESEÑA en CAMINANDO ENTRE LIBROS 7-RESEÑA en ILUSTRANOMICON 8-RESEÑA en REVISTA CULTURA Y OCIO 9-RESEÑA en MI BLOG DE LIBROS  

“HORRORES DEL MAÑANA Y OTROS RELATOS DE CIENCIA FICCIÓN OSCURA”

horrores-del-manana-y-otros-relatos-de-ciencia-ficcion-oscura

HORRORES DEL MAÑANA  y Otros Relatos de Ciencia-Ficción Oscura   23 relatos de ciencia-ficción y terror que no te dejarán indiferente.                                                Ficha Técnica –Título: “HORRORES DEL MAÑANA y Otros Relatos de Ciencia-Ficción Oscura” –Biblioteca Bermer, Nº3 –ISBN: 978-84-614-7526-1 –Depósito Legal: B-6564-2013 –Portada: Azramari –Nº Páginas: 177 (Total en papel, 90 gr, estucadas en mate). 278 (Total en E-book). –Dimensiones:  6″ x 9″ (15  x  23 cm). Tapa blanda, laminada en mate. –Precio:  2,99 € (E-book) en Amazon     Relatos incluidos           1-CONSCIENCIA IRREVERSIBLE                                               2-EL REENCUENTRO           3-COMPAÑEROS DE TRABAJO                                       4-COSMOVISIÓN                                                    5-PRINCIPIO DE REALIDAD   (Inédito y exclusivo del libro)        6–OPUS           7-EL CORAZÓN DE LA MÁQUINA             8-ARMAS DE MARTE                  (Inédito)          …

Leer Más…

“¡CORTADLE LA CABEZA! Y OTROS RELATOS DE TERROR”

portada-cortadle-la-cabeza-hr

¡CORTADLE LA CABEZA!  Y OTROS RELATOS DE TERROR                                                   Ficha Técnica –Título: “¡CORTADLE LA CABEZA! y otros relatos de terror” –Biblioteca Bermer, Nº2 –ISBN: 978-84-613-5508-2 –Depósito Legal: CC-999-2009 –Portada: Italo Ahumada –Prólogo: Montse de Paz –Nº Páginas: 150 (Total) –Dimensiones:  6″ x 9″ (15´2  x  22´9 cm). Tapa blanda, satinada –Precio: 6,95 € (Libro) en Lulu.com. 0,99 € (E-book) en Amazon   Relatos incluidos           1-LO TRAJO LA NOCHE                                               2-ALTA MAR             3-UNA MIRADA AL ABISMO                                       4-¡CORTADLE LA CABEZA!                                                     5-SALA DE ESPERA                6-DUELO EN HIGHVILLE              7-VANIA (Exclusivo del libro)           8-UN SACO DE ILUSIONES                  9-MI TUMBA           10-ESQUELETO Y LUNA                                             11-LA CENA                                                                               12-PUERTA AL INFIERNO             13-SÓLO ESTAR…

Leer Más…

“AMOR CUÁNTICO”

amor-cuantico

  AMOR CUÁNTICO ¿Quieres conocer la Universidad del futuro? ¿El secreto de los Ovnis? ¿La perfección de las mozas cuánticas?… Sexo, ciencia-ficción, humor, y las penurias del amor… Todo esto y mucho más en la primera y última historia cómica de Luis Bermer. Una rareza irrepetible. Ficha Técnica   –Título: “AMOR CUÁNTICO” –ASIN:  B0053H3KZM –Nº Páginas: 27 (Total) Descarga gratuita (Próximamente)   RESEÑAS DE LECTORES:   1-RESEÑA en SOY UN ESPÍRITU LIBRE 2-RESEÑA en MI BLOG DE LIBROS  

“HAIKUS OSCUROS”

haikus-oscuros-portada

HAIKUS OSCUROS   Recopilación de toda mi obra poética LEER EXTRACTO DE “HAIKUS OSCUROS”                                                                     Ficha Técnica –Título: “HAIKUS OSCUROS” –Biblioteca Bermer, Nº1 –ISBN: 978-84-613-3034-8 –Depósito Legal: CC-680-09 –Portada: Italo Ahumada –Nº Páginas: 130 (Total) –Dimensiones:  6″ x 9″ (15´2  x  22´9 cm). Tapa blanda, satinada –Precio: 5,95 € + gastos (Libro) en Lulu.com. 0,99 € (E-book) en Amazon Contenido –410 Haikus –3 Poemas:           -“De sombras”           -“Es tu recuerdo”           -“No soy”    –2 relatos:                –“La casa de muñecas”                –“La flor de diamante” (inédito y exclusivo  para esta edición)   *Puedes leer los 221 primeros haikus aquí   PUEDES COMPRARLO  EN: –E-Book (0,99 €): Amazon –Papel (5,95 € + gastos): Lulu.com   –Papel (9 € + gastos): Bubok.com     RESEÑAS DE LECTORES:…

Leer Más…

41- INERCIA

Pesadillas Bermer

  Esta es la historia de Alfred Smith, un hombre que pasó la vida sentado en su cómodo sillón. Por increíble que pueda parecer en un primer momento, le aseguro a usted que Alfred no era un enfermo mental, ni un excéntrico millonario, y ni por asomo un nihilista convencido. De hecho, Alfred fue una de las personas más vitalistas e inteligentes que he conocido, amén de un gran privilegiado (y no sólo en el aspecto económico): mientras muchos desgastan su vida recorriendo sin descanso el largo y ancho mundo buscando desesperadamente un lugar donde echar raíces y descansar felizmente, sintiendo la tierra bajo los pies como una extensión del propio cuerpo, Alfred encontró a temprana edad ese maravilloso lugar en el sillón principal del…

Leer Más…

50- ESAS COSAS EXTRAÑAS

Pesadillas Bermer

–¿Cuándo vuelves, cariño?   –No lo sé, David. Espero tener los planos generales de mi sector para dentro de dos o tres semanas, sobre mediados de agosto. Y después de un par de insoportables reuniones con el equipo directivo creo que habré terminado. Ya sabes lo pesados que pueden llegar a ser estos pedantes; siempre saltan con alguna nueva y brillante tontería que paraliza el proyecto.   David sonrió al otro lado del teléfono.   –Ojalá todo transcurra según lo previsto. Te echo de mucho de menos, Laura. La casa está vacía sin ti.   –Vamos, no seas tonto. Aprovecha este tiempo para hacer de tu cuadro una obra inolvidable. Estoy segura de que será algo grandioso. ¿Lo harás por mí?   –Lo intentaré. Pero…

Leer Más…

42- EN EL ÁNGULO OSCURO

Pesadillas Bermer

Lo reconozco. Soy un hombre terriblemente nervioso. Podrán inferir por lo que voy a contarles que mis palabras son filtradas por la oscura nebulosa donde se condensan paranoia, imaginación exaltada, labilidad emocional… y otros estados anormales que amenazan continuamente la frágil estabilidad de la cordura. Allá ustedes, no soy quien para rebatir los prejuicios de nadie y me limito a exponer los hechos.   Cada día salgo de mi anodino trabajo a las ocho en punto de la tarde, llego a mi casa sobre las ocho y cuarto, invariablemente, pues nunca ocurre nada extraordinario que altere esta secuencia. Cuando entro y cierro la puerta, justo en ese preciso instante, presiento –con la misma certeza del marino que sabe que es brisa lo que acaricia su…

Leer Más…

51- ELLA ES MI AMOR

Pesadillas Bermer

Enamorarse es una tragedia subjetiva. Nadie, ni siquiera otro enamorado, puede comprender la hondura de tu dolor, salvo en burda analogía. Maldigo una y mil veces la hora en que mi trabajo me condujo hasta su casa, en lo alto de la colina. Mi vida hubiera sido otra de no haberla conocido. La primera vez que la vi, quedé atrapado por su presencia; sentí la inconmensurable dicha de estar vivo, el regalo sobrenatural de vivir, aunque fuese por escasos minutos, a su lado. Y la segunda vez que la tuve frente a mí, ya estaba condenado. Para siempre y sin remedio. Y digo bien: sin remedio.   Ella vive en la casa con sus padres y sus hermanas; también con sus hijos. Porque tiene hijos…

Leer Más…

43- EL OTRO LADO

Pesadillas Bermer

Préstame toda la atención que seas capaz de concentrar. Lo que estoy a punto de contarte va a cambiar tu vida para siempre, puedo asegurártelo. Es de suma importancia que no tomes a broma mis palabras, y que confíes plenamente en mí; recuerda que lo hago por tu propio bien –aunque no te conozca de nada- y que nada me asegura recompensa en este asunto. Puede que algún día incluso me lo agradezcas; si no fuera así, quedaría confirmada tu transformación en víctima. Otra más. Y todo por dejarte engañar por la rutina de la realidad y las apariencias. Ahora escucha: hace unos segundos recogías estos papeles impresos con la sana intención de pasar un rato agradable, buscando la inmersión en un relato divertido y…

Leer Más…

52- EL FANTASMA EN LA MÁQUINA

Pesadillas Bermer

Recuerdo… recuerdo cómo llegaste hasta aquí. Resulta difícil recomponer el cuadro con fragmentos… tan pequeños. Frágil como el cristal, mi mente rota. Cuando menos lo esperas, de entre las manos confiadas, cae al suelo. La confianza es ceguera, negar la oscuridad que nos sostiene. Ya no quedaba nadie a mi lado. Olvidé los nombres, las palabras, replegado sobre mí mismo para protegerme del frío. La humanidad eran esos seres lejanos, extraños. A nadie le importaba que viviera o muriera; dudo que tampoco me importara mucho a mí. Se puede estar muerto mientras se respira.   Recuerdo… haber matado, como radical forma de llamar la atención. Sólo para sentir de nuevo el calor humano, la sangre, los golpes. Sentirme vivo otra vez. Pero el alma se…

Leer Más…

44- EL CICLO GRIS

EL-CICLO-GRIS-HUGO-e1455819977890

Un nuevo amanecer sorprendió a la ciudad. Como cada día, el despertador ha sonado a las siete en punto y, como cada día, mi mano derecha lo ha desconectado antes de que sonase por segunda vez. Soy un hombre trabajador, un luchador nato, que dirían los románticos; y sé que todo lo que he conseguido en esta vida ha sido, en su práctica totalidad, consecuencia de esta cualidad personal. Evidentemente, la nutrida cohorte de envidiosos detractores –que conozco bien– prefiere pensar en los designios del azar y en argucias poco honrosas a la hora de explicar la causa de mi éxito como novelista. Que piensen lo que quieran, no se puede perder el tiempo con quien no lo merece en ningún sentido.    Sin embargo,…

Leer Más…

53- EL BAILE DE LOS MONOS VANIDOSOS

Pesadillas Bermer

El monstruoso vehículo rectangular alcanzaba varios hectómetros de altura desde sus formidables ruedas cilíndricas de metal hasta el receptáculo donde todos nos encontrábamos, enclavado en lo más alto de su estructura.   El vehículo avanzaba lentamente, con su ritmo preciso y constante por el sendero en el que se hallaba encauzado al milímetro. Más allá de los bordes físicos del sendero todo era oscuridad impenetrable, el límite absoluto para cualquiera de nuestras capacidades sensoriales. El juego favorito de nuestros inmaduros retoños cuando se cansaban de corretear por el receptáculo consistía en la atenta observación del negro vacío exterior y posterior narración de sus imaginativas percepciones. Obviamente, en todas estas percepciones estaban siempre reflejados sus temores y deseos más profundos.   Nuestros pequeños tenían terminantemente prohibido…

Leer Más…

45- DONDE VA LA MEMORIA

Pesadillas Bermer

Si en este preciso momento alguien les preguntase “¿Qué pueden recordar de sus vidas?”, con toda seguridad se sentirían sorprendidos ante sus propias respuestas. Sin duda recordarían primeramente aquellos acontecimientos a los que mayor trascendencia e intensidad emocional hubiesen destinado. Es muy probable que a continuación recordaran una extensa serie de fugaces imágenes del pasado, tremendamente espaciadas en el tiempo e inconexas entre sí; con mucha suerte podrán rememorar sus pensamientos asociados a aquellos momentos únicos. Si analizan con detenimiento estos datos rescatados del pozo de la memoria se percatarán de que ninguno pertenece a días consecutivos; es más, podrán comprobar por ustedes mismos su incapacidad para recordar un solo día entero de sus vidas sin oscuros “vacíos” o momentos absolutamente inmemorables. Pero lo más…

Leer Más…

54- CARTA DE JEREMY O´BRYAN A PAPA NOEL

Pesadillas Bermer

Querido Papá Noel: Me llamo Jeremy O´Bryan y vivo en Austin, Texas. No sé si te acuerdas de mí. Supongo que sí, porque tienes que recordar los nombres de millones de niños, en todo el mundo. El año pasado te escribí una carta como ésta. En ella te pedía varias cosas, porque ese año me porté muy bien. Me trajiste esa equipación para el béisbol que tanto me gustaba, y te lo agradezco. Sabes, porque tú lo sabes todo ¿no?, que me lo pase muy bien jugando con ella hasta que esos imbéciles abusones de la calle de abajo, los Dossey, me la robaron en una pelea. Y esto no hubiese ocurrido si mi padre estuviera en casa. Aquí sí que me fallaste de verdad.…

Leer Más…

46- REQUIEM POR MI ALMA

Pesadillas Bermer

Me costó llegar hasta la cima de la colina a las afueras del pueblo, cargado con el saco y la pala. Dejé el saco junto al árbol que haría de cruz.   Y me puse a cavar mi tumba.   Tiempo después, la tierra estaba abierta. Su fresca fragancia natural me recordó, por contraste, la corrupción de todo lo que lentamente se pudre fuera, sobre su superficie.   Abrí el saco repleto y, una por una, fui sacando mis motivaciones.   Todas tan rancias, absurdas…   Casi intangibles por su esencia irreal.   Fueron cayendo. Las escuchaba chocar contra el fondo.   Después seguí sacando y arrojando todos mis recuerdos, que por miles se apretujaban dentro del saco. De todas las formas, tamaños, edades y…

Leer Más…

55- ¿QUÉ ES UN ZOMBI?

Pesadillas Bermer

Dejando a un lado sus orígenes vudú, películas, libros y videojuegos han grabado en nuestras mentes una idea bastante clara de lo que es un zombi prototípico: un muerto viviente, una (ex) persona semi-deshecha que no está del todo viva ni del todo muerta, impulsada por un ansia instintiva a devorar la carne/cerebro de sus congéneres más próximos y transmitiéndoles, ya de paso, tan envidiable estado existencial. Así, la plaga zombi se expande de un modo exponencial, prácticamente imparable. Bien, ésta es la imagen que más o menos nos viene a todos cuando escuchamos la palabra zombi. Resulta obvio, sin embargo, que nadie ha visto jamás uno arrastrándose por las calles de su ciudad (y no, esos tipos que sólo se les parecen no cuentan),…

Leer Más…

47- PROMETEO SANGRIENTO

Pesadillas Bermer

  Y aunque ya nadie lo llama así, salvo Segadora, hubo un tiempo en el que fue conocido como Prometeo. Pero eso fue antes, mucho antes, de estar encerrado en la Sala del Acero por toda la eternidad; en aquella época distante y olvidada, en la que aún era un hombre y caminaba entre sus iguales.   Semidiós, persona, monstruo… ahora era todos esas cosas… y ninguna.   Su cuerpo seguía siendo el de un hombre fuerte, con la peculiaridad de las espinas metálicas que asomaban por algunas de sus articulaciones. Sin embargo, su cabeza apenas podía reconocerse humana: carne y hueso se entremezclaban para formar una máscara aterradora, donde músculos y arterias palpitaban a la vista, como si hubiese recibido un baño de ácido.…

Leer Más…

56- LA HERIDA SIGUE SANGRANDO

Pesadillas Bermer

Todo lo trascendente en la vida tiene su origen en hechos triviales. Es difícil, a veces imposible, recordar el inicio, la causa primera de los fenómenos que nos marcan el alma para siempre, esos cuatro o cinco que señalaríamos al final de la existencia como los “de verdad importantes”. En mi caso, sin embargo, recuerdo perfectamente cómo descubrí el inicio de mi herida. Estaba a punto de entrar en la ducha cuando, por puro azar, observé en el espejo el pequeño rasguño –no más amplio que una uña– que había aparecido en mi pecho, justo encima del corazón. Le presté un fugaz segundo de atención porque no recordaba cómo me lo había hecho y por su perfecta disposición vertical. Después lo olvidé por completo.  …

Leer Más…

23- LA CASA DE MUÑECAS

Pesadillas Bermer

La casa de muñecas estaba situada en la mesa más alta, junto a la ventana; el lugar más resplandeciente de toda la habitación. Allí, en su interior de lujoso ensueño, convivían en eterna armonía unas preciosas muñequitas de porcelana, vestidas con maravillosos trajes de fantasía, cuyos colores creaban destellos de ilusión a su alrededor al tiempo que realzaban la encantadora palidez de aquellos rostros cincelados y sonrientes.   Aunque el increíble atractivo de cada una de ellas estaba fuera de toda duda, la singular belleza de Celine superaba cualquier prodigio surgido de las fuentes de la divinidad. Así era conocido y reconocido por todos los juguetes de la habitación que, en su gran mayoría, profesaban por Celine una profunda devoción.   Un regimiento de soldados…

Leer Más…

57- EL OJO DEL QUE OBSERVA

Pesadillas Bermer

A veces se produce un error en el plan donde la realidad nos incluye. A veces es tan grave, que ser consciente de ello resulta un hecho extraordinario, algo para lo que nuestro cerebro no fue programado. Intentar comunicarlo es lo mismo que buscar la consideración de loco entre nuestros iguales. Yo lo sé, lo he vivido: he visto el velo rasgado y los engranajes que se ocultan detrás.   Todo ocurrió en una madrugada de noviembre. Yo dormía plácidamente, sin preocupaciones, como cualquier otra noche. Entonces, desperté de improviso. Ese fue el error, el fallo dentro del plan. No debería haber despertado en ese momento, no estaba previsto que así fuera y, sin embargo, por causas que me son desconocidas, lo hice.   Abrí…

Leer Más…

48- EL CARNICERO

el-carnicero-azramari-e1456075717920

  Paco se despertó a las seis de la mañana. Se preparó y desayunó con desgana, antes de bajar por la escalera a su carnicería. Hoy no vendría el transportista, la cámara frigorífica estaba repleta, pero iría haciendo preparativos para la jornada. Esperaría al alba para abrir al público. Desde la muerte de María, meses atrás, apenas dormía cuatro horas diarias. Antes, su sencilla vida de carnicero de barrio le colmaba, con su apacible pasar de los días junto a su mujer. Ahora, era una cáscara vacía, y su rutina se había teñido de un amargo absurdo. Podría vivir así indefinidamente, sirviendo carne a sus vecinos hasta retirarse; nunca sería rico, ni pobre, y no le importaba. Pero en sus adentros, un pozo de oscuridad…

Leer Más…

12- DE PIEDRA ES EL HOMBRE

Pesadillas Bermer

–No grite tan fuerte, señora ¿No ve que está asustando a su hijo? Mire, aquí nadie va a oírnos. ¡AAAH! ¡¡AAAAAAAHH!! –¿Lo ve? Yo también grito si quiere. Pero nadie puede oírnos. –Y tú, chico, no te retuerzas tanto; acabarás cayéndote de la silla y te harás daño. No llores, tu madre está ahí detrás ¿no la oyes? Aún no tienes motivos para ponerte así. Ni siquiera te he tocado. –¡Qué bonito pelo tienes! Rubio y suave como el oro. Mira ¿Conoces esta herramienta? Son unas tenazas. Verás, dame una manita, te enseñaré cómo se usan. Se coge un dedito así y se tiiira paaaraa atrás ¡Ya está! Joder, qué pulmones, chaval. ¿Sabes? Mi padre me dijo una vez, cuando era chico, como tú, que…

Leer Más…

58- DANDO DE COMER A LOS CERDOS

Pesadillas Bermer

           Marvin y Samuel estaban sentados en un montículo al borde de la explanada roja, junto a una hilera de carretillas. Frente a ellos, a buena distancia, uno de los muros de alimentación de la granja subterránea se extendía hasta fundirse con el horizonte. Y a unos cientos de metros a su izquierda los barracones, todos iguales. Marvin se revolvía incómodo en su traje verde de goma, una sola pieza desde los pies hasta la mitad del pecho, dejando desnudos brazos y hombros. Samuel jugueteaba con su máscara respiratoria entre las manos.   –Puta mierda de traje –bufó Marvin, reajustándoselo como podía–. Esos cabrones me lo dieron tres tallas más pequeño. Por lo menos.   –El traje está bien. Eres tú que estás hecho un…

Leer Más…

59- HAIKUS OSCUROS

haikus-oscuros-e1456075824592

  HAIKUS OSCUROS   (*Puedes conseguir el libro aquí)       221-LA LLAVE Tus ojos abren, como una llave de plata, mis ilusiones.     220-ALCOHOL En la noche eres, entre brumas de alcohol, un sueño roto.     219-BAILANDO Con tu cigarro, bailando entre las llamas de la tristeza.     218-¿QUIÉN? Quien te comprenda buscas sin encontrar. Sendero de los años.     217-LOS INSTANTES Es triste sentir que la vida se escapa en instantes fríos.     216-TU ANHELO Tú único anhelo: sentirte acompañada con su mirada. 215-ESPERAS Sentada esperas, en tu trono de sueños, a tu príncipe.     214-FRÍO Llega el frío. Se instala en el corazón, para quedarse.     213-CANCIONES Escucho una voz susurrando canciones en mi…

Leer Más…

21- SEÑOR DEL MAL

Ilustracion-Azramari-senor-del-mal-e1456052455434

A pesar de sus descomunales dimensiones, la estancia olía a putrefacción. En la oscuridad casi total, junto a uno de los rocosos muros y sobre un lecho apelmazado de restos humanos, se erigía el Señor del Mal, como un dios monstruoso exiliado de todos los panteones. Su mole se perdía en las alturas, una montaña de carne amorfa, palpitante en algunos de sus obscenos pliegues y de un verde putrefacto en otros, envuelta en vapores de corrupción y nubes de moscas rabiosas. Algunos huesos parecían querer rasgar desde el interior la grasa, la piel correosa cubierta de llagas y cicatrices que los aprisionaban. Y allá en la cima, donde habría de existir un rostro, el Señor del Mal exhibía un enorme agujero abierto en la…

Leer Más…

20- PESADILLA EN UN CAMPO DE CABEZAS

Pesadillas Bermer

      Desperté. Era de noche. Estaba tendido sobre la hierba, en la pendiente del valle. La luna brillaba con fulgor verde en la oscuridad. Las estrellas eran ojos que, extrañamente, se desplazaban en líneas rectas, parpadeando. Me incorporé, y el olor a podredumbre arrastrado por el viento me golpeó en el rostro. Bajé la vista hacia la hondonada: cientos, puede que miles de cabezas empaladas en estacas, que surgían del suelo como colmillos de madera, se extendían hasta donde la vista alcanzaba. Y en el centro del valle, solitaria, se erigía una casa de planta estrecha. Su tejado a dos aguas estaba a gran altura, una altura casi imposible, según me pareció. Y en la parte de arriba, una de sus ventanas estaba iluminada con…

Leer Más…

19- SEIS DE ENERO

Pesadillas Bermer

  ¡Por fin había llegado el gran día! El pequeño Alex se despertó muy excitado, casi eufórico; durante todo el año había estado acumulando infinidad de deseos en su prodigiosa memoria. Las dos últimas semanas habían transcurrido para Alex en una atmósfera de creciente ansiedad; odiaba tener que esperar; y no cesaba de contar y recontar los días que faltaban para el cumplimiento de su sueño, marcándolos con su rotulador fosforescente en el torturado calendario de la salita de estar. Haciendo gala de una paciencia sobrehumana, su madre verificaba a cada momento la exactitud de sus precipitados cálculos, pero Alex nunca estaba conforme con aquellas respuestas.   –El tiempo se ha dormido –pensaba.   La larga espera terminaría por la noche, cuando los misteriosos Reyes…

Leer Más…

18- NIEVA SOBRE LA CIUDAD

Pesadillas Bermer

  La mujer mesaba los dorados cabellos de la niña, recostada sobre su pecho. Tras los cristales, los copos descendían lentamente desde el manto gris que cubría la ciudad, como si no quisieran llegar nunca al firme de la calle.   –Qué bonita es la nieve, ¿verdad, mamá? –Sus ojos azules brillaban de ilusión.   –Sí, cariño… –Pero en los de su madre sólo había angustia, y tristeza. Luchaba por no volver a llorar. Otra vez.   Camiones cargados con soldados uniformados de negro cruzaban la plaza, al fondo.   –Venga, ¡vamos abajo a jugar!   La mujer abrazó con fuerza a su niña.   –¡Quiero hacer un muñeco contigo, mamá! –insistía. ¡Tú le pones la nariz y yo los ojos ¿vale?   –No podemos…

Leer Más…

17- LA CARICIA DEL SUEÑO

Pesadillas Bermer

Eran la cuatro y media de la madrugada cuando terminé una de mis habituales sesiones noctámbulas de lectura.   Muerto de cansancio y con el peso del sueño sobre mis párpados, recorrí en silencio y a oscuras –para no despertar a nadie– el largo pasillo que separa la sala de lectura de mi habitación. Una vez dentro, llegué tanteando los muebles hasta mi cama, donde caí rendido.   Arropado hasta la nariz y con el furioso viento de diciembre aullando en la noche profunda, pronto sentí como mi consciencia se diluía en la oscuridad.   En ese mismo momento toqué con mi mano derecha algo cuya presencia no había advertido, era algo frío… eran… falanges humanas, formando parte de un brazo esquelético que… ¡se estaba…

Leer Más…

16- LA VOZ

Pesadillas Bermer

Todos hemos escuchado alguna vez, ante determinadas situaciones estresantes, una voz interior que susurra un sibilante consejo para superar airosamente el problema circunstancial que encaramos; aceptamos la sugerencia como si de una ley se tratara, y nos olvidamos automáticamente de ella una vez superada la encrucijada coyuntural. Hacemos responsables de esta voz a la conciencia, al ego, a la intuición… con la pragmática pretensión de ocultarnos nuestra completa ignorancia al respecto. Por desconcertante que pueda resultar, desconocemos el verdadero origen de esa voz.   Cuando decidí que la vocación de mi vida era la Medicina, había escuchado la voz. Hoy soy médico y odio mi trabajo.   Cuando conocí a Silvia y sentí que jamás podría volver a querer a otra persona, la voz reafirmó…

Leer Más…

15- D.E.P

Pesadillas Bermer

Mi padre estaba muerto. Yacía junto a mí sobre su lecho de eternidad. Parecía dormido, como en los recuerdos de lejanas noches de verano pasadas en la infancia. Pero ahora su semblante estaba cubierto por un frío halo de palidez y sus manos cruzadas sobre un pecho inerte que había olvidado su pulso vital. No siempre resulta fácil asimilar los fenómenos que llegan ocultos bajo la irreal impresión de cotidianidad inmutable donde creemos existir. Orden lógico es que el hijo vele el cuerpo del padre, ambos en silencio, mutua obediencia de la ley que no puede ser ignorada ni transgredida en forma alguna. Su rostro severo, ausente de piedad por sí mismo, admirable en su serenidad, frente a la triste mirada de su hijo ante…

Leer Más…

14- EL CIELO SOBRE NOSOTROS

Pesadillas Bermer

La amplia plataforma se elevaba constantemente sobre el pilar metálico que tomaba como único eje, eterno en su ascensión hasta perderse entre las distantes nubes grisáceas. Allí, apilados azarosamente por toda su extensión, se hallaban los recursos necesarios para que la mujer y su hijo disfrutasen de una vida sosegada. La mujer cuidaba a su pequeño, prodigándole todo su amor; lo alimentaba, lo aseaba, le cantaba tiernas canciones melódicas para tranquilizarlo y facilitar su descanso. Ella le enseñó a contemplar el milagro de la belleza que esperaba en el lejano cielo sobre sus cabezas y a expandir su imaginación, más allá de las brumas que ocultaban las cumbres del inalcanzable horizonte. Juntos reían cuando pequeñas criaturas voladoras cruzaban las distancias dejando a su paso un…

Leer Más…

13- MAÑANA LLOVERÁ

Pesadillas Bermer

La última clase es siempre la peor. El cansancio acumulado durante la mañana finalmente vence nuestras fuerzas y nos oprime contra los pupitres. Hoy ha sido otro día vacío de significados, tal vez porque el gran hueco que deja el autoengaño al desvanecerse no puede ser ocupado por las pasajeras afectividades cotidianas.   El profesor expone en voz alta su interesante monólogo sobre la lógica kantiana. Al igual que los escritores, los filósofos son seres curiosamente extraños. Todos parecen escandalizarse ante la simplicidad del monótono ciclo de la vida y, para evitar la desesperación, dedican su tiempo a la creación de posibilidades razonables, mundos paralelos, complejas interconexiones conceptuales de difícil comprensión, realidades no acontecidas y toda una extensa gama de metafísicas ridículamente humanas; como si…

Leer Más…

11- PUERTA AL INFIERNO, SANGRE EN EL CIELO

Pesadillas Bermer

Estaban sentados sobre la roca, juntos. Se besaron con ternura. Desde lo alto de la colina dominaban toda la extensión del valle; sus campos de cultivo, los estrechos senderos que conectaban casas aisladas, sus pequeños oasis flanqueados por palmeras y, al fondo, su querida ciudad, ancestral, bajo la protección de las montañas. Contemplaban abrazados la lenta caída del sol tras el horizonte, que reflejaba sobre las escasas nubes la profunda gama del rojo; el lienzo de un pintor magistral, inhumano.   –Qué bonito… ¿verdad? –dijo ella.   –Sí… –susurró él.   Las primeras luces artificiales decoraron el valle, las diminutas ventanas y calles de la ciudad. Las nubes habían aumentado, conformando un manto anaranjado que tornaba, inexplicablemente, hacia un rojo cada vez más brillante. El…

Leer Más…

10- LA CENA

Pesadillas Bermer

El hombre del tiempo no se había equivocado. La negra borrasca llevaba dos días encima de nosotros, descargando su furia en forma de viento y lluvia incesantes. El fluido eléctrico se extinguió a media tarde, sobre las seis y media, y no se había restablecido aún cuando cayó la noche y nos dispusimos a cenar. Padre, madre, mi hermano pequeño y yo. Todos estábamos alrededor de la mesa, iluminados tenebrosamente por la luz de las velas que siempre utilizábamos en estos casos. Nuestras deformes sombras, inquietas ante la luz trémula, se proyectaban débilmente sobre las paredes del salón, distantes en esta oscuridad no acostumbrada.   No había nada que decir. Cenábamos en sepulcral silencio, sesgado solamente por el ruido de cubiertos y las enérgicas embestidas…

Leer Más…

60- ESQUELETO Y LUNA

Pesadillas Bermer

Sobre un inaccesible acantilado, muy por encima del Mar de Diamantes, se encontraba el esqueleto negro, sentado en el borde del abismo, contemplando el pálido rostro de su amiga, la Luna llena.   Sin utilizar voz alguna, el esqueleto negro comenzó a hablar:   –Hola Luna, ¡bonita noche! ¿verdad?   –Todas lo son, amigo esqueleto.   –Me gustaría preguntarte una cosa: ¿Cómo soportas estar ahí arriba, siempre sola, sin nadie que te acompañe?   –Nunca estoy sola, amigo esqueleto, millones de estrellas me acompañan siempre.   –¡Pero están demasiado lejos, casi no las puedes ver!   –Amigo esqueleto, sólo así es posible nuestra amistad, pues de otra forma, si estuviesen más cerca, su brillante luz me cegaría y su energía me abrasaría. Es mejor así.…

Leer Más…

08- MI TUMBA

ilustracion-mi-tumba-cristian-e1456051149427

Mi tumba es un lugar cambiante. En ocasiones la encuentro cálida, mullida; un refugio a prueba de toda inclemencia del exterior. Otras, las más de las veces, se convierte en un pozo frío, lúgubre, de oscuridad sin fondo, que roba el aliento. Dentro de este abismo, los ojos no sirven de nada, y los oídos sueñan voces azules. Una de ellas, la mía, intenta destacarse, servir de guía, pero confieso que resulta difícil poder distinguirla. Entre ecos, susurros, ensoñaciones y recuerdos que cruzan esta oscuridad, el tiempo se desgasta, y olvido, por momentos, cómo mi tumba se corroe en su fricción hostil con el mundo. ¿No es esta negritud interna un universo aparte? ¿No nacen estrellas y mueren mundos? ¿No es un reflejo del cielo…

Leer Más…

07- UN SACO DE ILUSIONES

Pesadillas Bermer

Ya sólo le quedaban dos caramelos de café. Había cogido un buen puñado de la bandeja de dulces, polvorones y garrapiñadas sin que nadie la descubriera, pero ya sólo le quedaban dos. Y a pesar de ello, los párpados se hacían cada vez más y más pesados, los deseos de abandonarse al sueño aumentaban por momentos… pero tenía que aguantar. Este año aguantaría, hasta el final. No como en años anteriores –no volvería a sentir esa decepción consigo misma al despertar–. Porque esta vez lo vería. Vería entrar a Santa Claus a dejar los regalos junto al árbol. Aunque tuviese que morir de sueño.   Si sus padres se enteraran de que, en este momento –las cuatro y cuarto de la mañana–, ella, su pequeña…

Leer Más…

06- DUELO EN HIGHVILLE

Pesadillas Bermer

  Dedicado a mi amigo Italo Ahumada     Jim observó con alivio la entrada de Highville al final del escarpado camino. Palmeó cariñosamente el cuello de su buen caballo, agotado tras horas de marcha bajo un sol que abrasaba el cielo. Atrás dejaba el serpenteante ascenso hasta la cumbre plana del monte Creek, donde Highville nació como olvidado asentamiento de fugitivos patéticos y desgraciados; y aún más atrás quedaban los días de precaria supervivencia a través del Valle de la Desolación. Pero, al fin, lo había conseguido. Había llegado.   Y juraría que esta vez nadie lo había seguido.   Atravesó el arco de madera reseca que daba la bienvenida a Highville. Conocía bien este lugar, porque el destino ya lo había arrastrado hasta…

Leer Más…

05- SALA DE ESPERA

Pesadillas Bermer

Miguel cogió al azar una de las revistas esparcidas por la mesita de mármol. Le gustaba ojearlas, desde niño: fotos de gente desconocida, información breve y superficial, chicas guapas, las playas del paraíso… lo ideal para alejar la mente de los libros de derecho mercantil y aliviar la tensión de la espera hasta que llegase su turno. El hilo musical –neutro e insípido– también ayudaba a mantener las emociones en una suerte de purgatorio ártico que solamente la presencia de la señorita enfermera podría deshacer. Y mientras llegaba ese momento, Miguel se parapetaba tras su revista, rogando para que entre los presentes no se hallase uno de esos sujetos –o sujetas– que parecen sentirse obligados a iniciar conversaciones para dejar clara la diferencia entre personas…

Leer Más…

04- ¡CORTADLE LA CABEZA!

portada-cortadle-la-cabeza-br-e1456051243261

La plaza era una turba enajenada, sucia y vociferante, un mar embravecido por corrientes de odio. Y en su centro –como una isla de madera– se levantaba el cadalso. La guillotina ya estaba lista para la siguiente ejecución.   –¡CORTADLE LA CABEZA! ¡CORTADLE LA CABEZA! –se escuchaba como un eco que iba y venía, entre otros de inhumana ferocidad.   La muchedumbre apenas se abría para dar paso al carro tirado por caballos que se adentraba en la plaza. Con las manos atadas a la espalda y recostado en un lateral, el noble mantenía su mirada en la distancia, indiferente a la ventisca de insultos, frutas y huevos podridos que arreciaba sobre él. Los guardianes empujaban con sus lanzas a los exaltados que se acercaban…

Leer Más…

03- UNA MIRADA AL ABISMO

Pesadillas Bermer

Como cada noche, los dos cenaban en la mesa del comedor. Él levantó la vista del plato. Ella le estaba mirando, sin dejar de llevarse la cuchara a la boca. La observó con detenimiento. Las arrugas en sus mejillas eran las páginas del libro de los años. Él había estado allí para leerlas. Durante décadas. Y juntos se habían internado lenta, tiernamente en el otoño de la vida, como una tarde que, sin hacer ruido, se precipita en noche inesperada. Sin embargo, en aquellos ojos vítreos que le atravesaban no había cariño, no había ternura, mucho menos amor, ni siquiera reconocimiento… sólo una mirada mecánica, helada, subrayada por un sorber de sopa… que comenzaba a inquietarle. Porque aquellos ojos carecían del brillo propio que confiere…

Leer Más…

02- ALTA MAR

ilustracion-alta-mar-italo-e1456051347855

La noche era calurosa, apenas traía brisa para alejar los fantasmas que nacían de su habano; Julio, Don Julio, sentado en el ático de su mansión solitaria junto a la cala privada, rodeado de tierras innecesarias –herencia de crímenes a fuerza olvidados– y verjas de acero aún más innecesarias por ser antes las del miedo, que en sociedad llamaban respeto, contemplaba el negro mar invertido del cielo. El murmullo incesante resucitaba recuerdos a la lejanía, que la vacía esponja de su presente se encargaba de enjugar. Alguien debió decirle al aspirante a capo Julio, después Don Julio, que ni los zapatos de cemento copiados de las películas, ni el hilo de acero, ni las blancas rayas de polvo y el agua de fuego, ni el…

Leer Más…

VIDEOJUEGOS

bvideojuegos90x59

VIDEOJUEGOS   Mis reseñas: PC –ALICE MADNESS RETURNS –ALIENS COLONIAL MARINES –BATMAN ARKHAM ASYLUM –BORDERLANDS 2 –CALL OF JUAREZ: GUNSLINGER –DAWN OF WAR I + EXPANSIONES –DEAD ISLAND –DEAR ESTHER –DUKE NUKEM FOREVER –DUNGEON DEFENDERS –FALLOUT –FALLOUT TACTICS –LIMBO –LOST PLANET: COLONIES –LOST PLANET 2 –LOST PLANET 3 –MALDITA CASTILLA –MASS EFFECT 2 –MASS EFFECT 3 –METRO 2033 –MONKEY ISLAND 2: LE CHUCK´S REVENGE ESPECIAL EDITION –NINJA BLADE –ORCS MUST DIE! –PAYDAY: THE HEIST –PLANTS & ZOMBIES –PURE HUMAN –REMEMBER ME –SAINTS ROW: THE THIRD –SDLA – LA GUERRA DEL NORTE –SINE MORA –SNIPER ELITE V.2 –SNIPER GHOST WARRIOR –SPACE HULK –SPACE MARINE –THE SECRET OF MONKEY ISLAND – SPECIAL EDITION –TOMB RAIDER 2013 –TRINE 2   XBOX 360 –CASTLE CRASHERS –CONAN –DEAD SPACE –DEVIL…

Leer Más…

LIBROS

blibros90x59

LIBROS     KINDLE PAPERWHITE (*lector ebooks recomendado)                                                                                                                                         ¡E-BOOKS GRATIS! Amazon.com Widgets   CIENCIA-FICCIÓN                    FANTASÍA LITERATURA GENERAL CÓMICS (*Pulsa sobre cada nombre para más información sobre el autor) TERROR –BARKER, CLIVE: –LIBROS DE SANGRE I –LIBROS DE SANGRE II –LIBROS DE SANGRE III –LIBROS DE SANGRE IV –HELLRAISER –CABAL   (Reseña aquí)   (SUS LIBROS EN INGLÉS)     –BIERCE, AMBROSE: –EL PUENTE SOBRE EL RÍO DEL BÚHO Y OTROS RELATOS –DICCIONARIO DEL DIABLO –FÁBULAS FANTÁSTICAS (SUS LIBROS EN INGLÉS)     –BLACKWOOD, ALGERNON: –CULTO SECRETO Y OTROS RELATOS (SUS LIBROS EN INGLÉS)   –BROOKS, MAX: –ZOMBI. GUÍA DE SUPERVIVENCIA (Reseña aquí)   –CAMPBELL, RAMSEY: –LOS SIN NOMBRE (SUS LIBROS EN INGLÉS)     –CONRAD, JOSEPH: –EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS –LA…

Leer Más…

MÚSICA

bmusica90x59

MÚSICA (*Pulsa sobre el título de cada disco para más información) Artistas:   A     B     C     D     E     F     G     H     I     J K L M N O P R S T A -AC/DC: -HIGHWAY TO HELL (1979) -BACK IN BLACK (1980) -THE RAZOR´S EDGE (1990) (Reseña aquí) -LIVE! (1992) -BALLBREAKER (1995) -ALICE IN CHAINS: –FACELIFT (1990)                              -DIRT (1992) -JAR OF FLIES (1994) -ALICE IN CHAINS (1995) -MTV UNPLUGGED (1996) -MUSIC BANK (1999)                                -BLACK GIVES WAY TO BLUE (2009) (Reseña aquí)   -AMORPHIS: –TALES FROM THOUSAND LAKES (1994) –ELEGY (1996) –TUONELA (1999) –AM UNIVERSUM (2001) -ANATHEMA:                                       -THE SILENT ENIGMA (1995) -ALTERNATIVE 4 (1998) -JUDGEMENT (1999)     ANNIHILATOR: -ALICE IN HELL (1989) -NEVER NEVERLAND  (1990) –KING OF THE KILL  (1994) –REFRESH THE DEMON  (1996)…

Leer Más…

PELÍCULAS

bpeliculas90x59

  CINE   *(Pulsa sobre el título para ver su Ficha Técnica)   –DAVID CRONENBERG: –VIDEODROME (1983)  –LA ZONA MUERTA (1983)  –LA MOSCA (1986) –EXISTENZ (1998) –SPIDER (2002) –UNA HISTORIA DE VIOLENCIA (2005)   –DAVID LYNCH: –CABEZA BORRADORA (1976) –TERCIOPELO AZUL (1986) –TWIN PEAKS(Serie)  (1992) –CARRETERA PERDIDA(1996) –MULLHOLAND DRIVE (2002) –INLAND EMPIRE (2006)   –TIM BURTON: –BITELCHUS (1988) –BATMAN (1989) –PESADILLA ANTES DE NAVIDAD (1993) –EDUARDO MANOSTIJERAS(1990)  –SLEEPY HOLLOW(1999) –MARS ATTACKS!(1996) –ED WOOD(1994)   –STANLEY KUBRICK:  –SENDEROS DE GLORIA (1957)  –2001 (1968) –EL RESPLANDOR (1980) –LA CHAQUETA METÁLICA (1987)   –WOODY ALLEN: –TOMA EL DINERO Y CORRE (1969) –BANANAS (1971) –SUEÑOS DE UN SEDUCTOR (1972) –EL DORMILÓN (1973) –LA ÚLTIMA NOCHE DE BORIS GRUSHENKO (1975) –MISTERIOSO ASESINATO EN MANHATAN (1993) –DESMONTANDO A HARRY (1997) –ACORDES…

Leer Más…

61- TE QUIERO

Pesadillas Bermer

  Era un día precioso. El cielo sobre nuestras cabezas era un mar en calma; el campo resplandecía de un verde luminoso. Paseábamos por un sendero de tierra, ella me rodeaba la cintura con su brazo. Susurró: –Te quiero. Yo la achuché un poco más contra mí. Después la miré a los ojos, que rebosaban ternura. –Dicen los expertos que ni siquiera podemos conocernos a nosotros mismos ¿Cómo estás tan segura de que en verdad me quieres? –¿Estás tonto, no? –y sus dientes rieron. –Venga, en serio… ¿Por qué me quieres? Se paró y me puso una mano en la mejilla, para acorralarme con su mirada azul. –Porque lo que sé y veo en ti me sobra y me basta para quererte con toda mi…

Leer Más…

49- ANTES DE NACER

Pesadillas Bermer

Isabel estaba echada en el sofá, viendo un insulso programa de tarde en la televisión. Notaba los movimientos de su hijo en el interior de su abultadísima barriga. Y sonreía, imaginando cómo sería tenerlo acurrucado entre sus brazos dentro de poco tiempo. Miguel entró en el salón, con una carpeta en la mano. Rodeó el sillón para ir a sentarse a su lado y le pasó un brazo protector sobre los hombros. –¿Te encuentras bien? ¿Quieres que te traiga algo? –Ya estás tú aquí. Es todo lo que necesito –y le besó. ¡Hola chico! Qué a gusto se está aquí dentro ¿verdad? Aunque algo oscuro, tu madre no es del todo transparente… jeje. He venido a visitarte, a traerte un regalo, ahora que estás a…

Leer Más…

62- UN SUEÑO LÚCIDO

Pesadillas Bermer

Estoy dormido, sé que por eso mi cuerpo no responde. Pero dentro del sueño soy consciente, estoy despierto. Dirijo mis palabras, mi pensamiento; sé lo próximo que voy a decir. Me domina una extraña emoción, porque en este sueño lúcido, mi consciencia se ha convertido en un foco de luz que se adentra en la oscuridad de la vigilia ¡Veo, comprendo sus secretos! Ahora los enigmas parecen puzzles resueltos. Y siento que mi razón desea escapar. La realidad es un sueño consensuado, y la razón una armadura viva de lógica y palabras. Pero aquí se desmorona entre gritos de dolor, por no tener a quien engañar, por no poder cumplir el único objeto de su existencia. Y me abismo, desamparado, en la realidad tras la…

Leer Más…

40- LLUVIA ÁCIDA

ilustracion-larva-lluvia-acida-azramari-e1456051508218

Mis ojos sintéticos despiertan en la madrugada. Tan fría, vacía. Más aún desde que sustituí mi horrible carne por implantes ¿Cuántos años perdí siendo un don nadie, un hombre-masa gris? Más rápido, más fuerte. Mi mente vuela tan alto como jamás pude soñar. Y mis sueños ya no son humanos. Pienso como el filo de una espada, la eficiencia procesual me dirige y motiva, nada más. Todo depende del proceso primario actual. Todo es el procesamiento presente. El resto son datos almacenados en los bancos de memoria, o metas para las próximas horas. Jamás existió el futuro, sino como imaginación. A veces me asaltan visiones indescriptibles. Aún es de noche cuando salgo de la cámara de iones. Siento los pistones bajo los músculos, desplazarme sin…

Leer Más…

39- DELIRIOS PSICÓTICOS DE NEÓN Y LLUVIA

Delirios-psicoticos-e1456051624181

A mi colega Andreu Romero, por sus años de incansable militancia bermenovita    La ciudad es negra bajo mis pies. Negra, fría, cortante y húmeda como las cuchillas dormidas bajo mis antebrazos. Sólo sus infinitos puntos de luz la destacan de la oscuridad, nos recuerdan que es un ser vivo, caníbal, autodevorándose sin poderlo evitar. Sus venas y arterias fluyen, ríos de neón, entre torres de luciérnagas. La lluvia tóxica no cesa. Podría saltar ahora y terminar con todo, hundirme en la nada de luz de ahí abajo. Pero eso y seguir tienen el mismo sentido. De momento, la inercia vence. Hace una hora maté al último hombre de la lista semanal. Disfruté con él. No llevaba blindaje dermal, y las cuchillas le atravesaron el…

Leer Más…

63- DONCELLA A LA ORILLA DE UN LAGO NOCTURNO

Pesadillas Bermer

En mitad de una noche de octubre, a través de senderos de tierra helada que se internaban en el corazón del bosque y sus secretos, la doncella había caminado durante horas, aterida de frío, alejándose para siempre de su casa, sus padres, sus hermanos, de su pueblo y todos sus conocidos, de su vida entera. Para siempre. El viento ululaba, siniestro, intentado asustarla para que retrocediera, congelando su piel para que recordase el calor del hogar, de los suyos. Pero este frío era fuego si lo comparaba con el hielo que había petrificado el interior de su alma. Todas las mentiras habían dejado de funcionar; ya no aguantaban el peso, la impostura de su vida. Vivir fingiendo es peor que morir. Y ahora, tras incontables…

Leer Más…

22- LA PALA

Pesadillas Bermer

Comprendo cuán profunda, irremediable, absoluta es mi soledad, la auténtica, la que nada tiene que ver con la compañía o no de otros. ¿Qué importan los familiares o amigos que tengas cuando, de verdad, estás solo? Lentamente vas excavando en ti mismo, más y más, cada vez más hondo, hasta que deja de llegarte la luz del mundo, primero, para perder todo su significado, después. Porque, al final, en medio de la oscuridad, la pala topa con el estrato que no atravesará –aunque pudiera, pues el fondo aguarda mucho más abajo–. Es suficiente para comprender que, en adelante, la cordura ya no podría respirar. En ese estrato, tras largos años horadando la propia carne, la soledad es una condición alcanzada, forma parte de uno como…

Leer Más…

36- OPUS

Pesadillas Bermer

Bajo el légamo caliente, protector, del lecho marino surgió la célula. Era minúscula, por lo que pronto creció para convertirse en gusano. Este se alimentó, durante largo tiempo, de otras células que proyectaban devenir en semejantes. Sus movimientos eran penosamente lentos, torpes y dificultosos; apenas conseguía desplazarse –mediante tremendos esfuerzos– un poco más allá de su reducido círculo de nutrición asegurada. Además, las poderosas corrientes –cada vez más frecuentes y vigorosas– llegaban a sacarlo y arrastrarlo lejos de su círculo, su seguridad, dejándolo en lugares desconocidos e inhóspitos. Por ello hubo de evolucionar, para alcanzar cierto control sobre sí mismo y su medio. Desarrolló aletas y otros órganos complejísimos que el mundo observó por vez primera. El pez que ahora cortaba las aguas arrogante siguió…

Leer Más…

32- COLMENA

colmena-por-azramari-e1456051699851

Despierto cabeza abajo. No… no puedo mover los brazos… ni las piernas… nada en mi cuerpo ¡Cielo santo! Soy un ovillo de… una masa de… algo correoso, de cuello para abajo. ¿Qué me han hecho? Oh Dios… sólo espero que mi cuerpo siga ahí dentro, aunque no lo sienta. ¿Y qué lugar es éste? Colgamos de un techo que no alcanzo a ver. A mi izquierda, a mi derecha, también enfrente y por encima, por debajo de mí… miles de nosotros… a lo largo de todo ese pasillo infinito. Y todos parecen dormidos, profundamente dormidos o… tal vez muertos. ¿Qué pesadilla es ésta? ¿Por qué he tenido yo que despertar? Consigo bambolearme un poco para chocar con la masa de mis vecinos. La tira de…

Leer Más…

27- COSMOVISION

Pesadillas Bermer

  Desde lo alto de su púlpito, el Gran Itonimio contemplaba la multitud congregada en la sala, aguardando pacientemente a que el murmullo general se extinguiese por completo. Los consejos de las tres especies racionales aún se encontraban acomodándose en sus respectivos sectores, convenientemente acondicionados a sus peculiares características morfológicas. Los corpulentos y belicosos Akrags fueron los primeros en autoimponerse un silencio marcial, que fue secundado poco después por el cese de las protoplasmáticas regurgitaciones de los Blubons; y justo es decir que nadie escuchó jamás sonido alguno atribuible a los enigmáticos Bha-uts, cuyos cráneos abultados carecían de rostro y órganos sensoriales distinguibles entre la masa de zarcillos luminiscentes que brotaban de sus endebles y azulados cuerpos. Instantes después, cuando el silencio fue absoluto, el…

Leer Más…

35- TUS OJOS SON LA PUERTA

Pesadillas Bermer

¡Hola cacho carne! Perdona… ¿te ha ofendido que te llame así? Lo siento, pero cuanto antes abras los ojos, mejor será para todos. ¿Recuerdas las clásicas preguntas? ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Adónde vamos? Bien, pues a mí me han sido regaladas, creo que por error, las respuestas que terminan con el misterio para siempre; sería demasiado egoísta e irresponsable por mi parte no compartir ese conocimiento con mis hermanos. Sé que nadie me creerá, ni siquiera tú, como yo mismo no lo hubiera creído hace unos meses; me tacharán de trastornado, “secuela de su accidente” –dirán–, y todas estas palabras caerán en el olvido. Pero al menos, moriré habiéndolo intentado. Y no pienses que esas respuestas llegaron a mí por ser yo un sabio,…

Leer Más…

30- LA HUMANIDAD DORMIDA

La-humanidad-dormida-por-Azramari-e1456051810664

El Apocalipsis no fue como lo imaginamos. No fueron las bombas atómicas, ni los desastres naturales, ni una feroz pandemia vírica, no… no fue nada de eso. Nuestro final llegó con la alteración de un acto cotidiano: la humanidad quedó dormida. Inesperado para nosotros, pero largamente premeditado por ellos, nuestros genocidas, nacidos más allá del sistema Oberón. Cuando los primeros hombres caminaron sobre la tierra, ellos se hicieron presentes en los cielos. Así se convirtieron en dioses, luego en mitos, para implantarse por siempre en la tierna mente humana. Y durante generaciones, no dejaron de aparecer y desaparecer sus extraños objetos volantes, en su misión de modificar nuestros cerebros, preparándolos para el Día, y protegidos por nuestros inducidos deseos de contactar con civilizaciones extraterrestres. 24-Agosto-2032:…

Leer Más…

28- EL CORAZÓN DE LA MÁQUINA

blog-slider-e1456051883622

La máquina nunca se detiene. El disonante chirrido de los inmensos engranajes sobre nuestras cabezas, formando parte del zumbido ininterrumpido de las turbinas. Escapes de vapor resoplando en las alturas inalcanzables a la vista, reino de la oscuridad. El gas que inhalamos es nocivo, pero necesario. La cadena trae aquello a lo que los moldes de metal líquido dieron forma, muchos kilómetros arriba, en los estratos superiores. Compruebo la firme sujeción de la vaina radioactiva a los anclajes del cuerpo del obús que llega a mis manos. Ha de ser perfecto porque la perfección es posible, lo único posible con nuestro trabajo. La hilera de piezas orgánicas que conformamos junto a la cadena no tiene fin. Bajo la rejilla a nuestros pies se abre un…

Leer Más…

33- EL CAMIÓN DE LA BASURA

Pesadillas Bermer

No podía dormir. El maldito reloj digital marcaba las tres cincuenta y uno AM y yo seguía despierto. El insomnio parecía encontrarse muy cómodo junto a mí últimamente, sobre todo desde que me embarqué en ese condenado proyecto empresarial sin recursos suficientes para cubrirme las espaldas ante el peor de los imprevistos. Los vientos del azar suelen ser caprichosos… y muy crueles. Me levanté pesadamente y enfundé mi cansado cuerpo en la bata de tela acolchada que mi hija Sara me regaló para conmemorar mi medio siglo de estancia sobre la Tierra. Encendí un cigarrillo y salí al balcón. Un viento glacial recorría ululando las desiertas calles cubiertas de nieve. Diez años. Habían transcurrido diez años desde que nos dejó, pero para mí siempre será…

Leer Más…

26- COMPAÑEROS DE TRABAJO

Pesadillas Bermer

En esencia no es un trabajo difícil. Hay que separar las piezas azules, sólo las azules, de entre todas las que llegan entremezcladas por la cinta; de las amarillas, rojas, verdes y blancas se encargan el resto de compañeros. Debemos mantener una constante atención para que no se nos escape ninguna; los del final de la cadena corrigen, pero también delatan. A mí me gusta, de alguna forma siento que nací con aptitudes para esto. Es sencillo, requiere más de un cierto gusto por la rutina que de la inteligencia. Por eso no comprendo muy bien por qué a veces no me encuentro satisfecho, cuando es lo mejor y más gratificante que sé hacer. Nunca he oído una queja en mis compañeros ni tampoco un…

Leer Más…

29- ¡CLANG, CLANG!

clang-clang-por-Italo-e1456051956375

El artefacto fue construido en madera. Tenía forma piramidal, y tres ruedas macizas incrustadas en su base le conferían libertad de movimientos. Un esquemático rostro dibujado con líneas básicas decoraba una de sus caras. Actuaba como si realmente percibiese su entorno a través de los órganos estáticos de ese bosquejo, al igual que lo haría una persona. De sus aristas laterales emergían, cuando así lo consideraba oportuno, dos largos apéndices multiarticulados que culminaban en sendas esferas metalizadas, con la aparente capacidad mágica de transmutación en toda suerte de objetos y herramientas. Se comportaba como si estuviese vivo, al modo de cualquiera de los animales orgánicos ligados a la rocosa realidad del mundo. Entre otras muchas ocupaciones, el artefacto piramidal prestaba especial dedicación a dos, por…

Leer Más…

01- LO TRAJO LA NOCHE

ilustracion-lotrajolanoche-azramari-e1456052034690

Era noche cerrada. La lluvia llevaba horas cubriéndolo todo con su serenidad cristalina, pero pocas personas eran conscientes de ello. Vivir solo en un caserón en medio de algún lugar entre las montañas es algo para lo que no todo el mundo está preparado; yo creía estarlo… hasta aquella noche. Nunca me había ocurrido nada igual. El suave repicar de la lluvia provocaba ecos por toda la casa, reverberando por los pasillos, en cada rincón. Fuera, la lluvia se convirtió en furiosa tormenta, mientras dentro de la casa un silencio expectante se imponía sobre cualquier otro sonido. Tres golpes secos hicieron retumbar la ventana, contundentes como verdades, rompiendo la seguridad de lo cotidiano. No habían sido un producto de mi imaginación, a pesar de que…

Leer Más…

38- HERMÉTICO

Pesadillas Bermer

Estaba sentado en un rincón cuando abrí los ojos. El habitáculo era un cubo perfecto de cuatro metros de lado aproximadamente, formado por uniformes paredes grises. Estaba completamente vacío y carecía de cualquier suerte de apertura, puerta o ventana. Yo era el único elemento en su interior. No recordaba nada. Ni quién, ni cómo era yo, ni qué estaba haciendo ahí. Las preguntas acuchillaban mi mente desde múltiples direcciones. Particularmente, una de las preguntas parecía no tener respuesta lógica posible: ¿Cómo podía haber entrado en el habitáculo? ¿Había sido construido en torno a mí? ¿Era yo el que había sido creado dentro?… ¡Imposible, no tenía el más mínimo sentido! Mi memoria no aportaba ningún dato que arrojase un poco de luz sobre este misterio. Sentía…

Leer Más…

37- CREACIÓN

creacion-por-italo-e1456052107387

Aquella tarde un sol espléndido brillaba en un cielo despejado de nubes. Los dos hermanitos se perseguían alegremente por entre las altas hierbas de la planicie, mientras sus padres descansaban a la sombra de un viejo roble. Repentinamente, el menor de los hermanos tropezó y cayó rodando por el suelo con un grito entrecortado; su desconsiderado perseguidor apenas podía mantenerse en pie mientras se deshacía en carcajadas ante semejante demostración de torpeza. El pequeño se levantó sin molestarse siquiera en intentar ocultar la humillación que sentía y, sobreponiéndose al dolor que recorría sus magullados antebrazos, se dirigió resuelto a castigar con un puntapié al objeto que había sido responsable de su caída. Cuando se encontró frente a él, exacerbado por las incesantes carcajadas de su…

Leer Más…

34- ¿SOLOS?

solos-por-italo-e1456052205301

La noticia hizo estremecer los cimientos de la sociedad. Alrededor de nuestra estrella vecina giraba, entre otros, un planeta extremadamente similar al que nos vio nacer como especie. Así quedó confirmado por los escasos datos enviados desde la primera sonda exploradora, antes de perder contacto por causas desconocidas. La desafortunada pérdida de nuestro único ojo artificial en semejante momento y circunstancia quedó, en parte, compensada por la expectación generada en torno a la posibilidad de encontrar por primera vez vida más allá de los límites de nuestro pequeño mundo. Nunca las probabilidades habían sido tan altas pues, al menos en apariencia, este planeta bien podría haber sido definido como gemelo del nuestro. Desgraciadamente, la sonda desapareció mucho antes de llegar siquiera a las cercanías de…

Leer Más…

31- MONEDA DE CAMBIO

ilustracion-moneda1-italo-e1456052317228

La delgada figura del viajero emergió por encima de la duna apoyándose en su retorcido bastón, que se hundía en la arena a cada paso. Estaba llegando. Ya podía ver las puertas de Arana a través de la calima, y esta vez no se trataba de otro espejismo. No había tañido pues la campana de su muerte. No aún, como creyese pocas horas antes. Los guardianes contemplaron su penosa llegada con estática indiferencia, sin despegar un solo músculo del soportal de piedra donde descansaban sus espaldas. Cuando el viajero alcanzó el umbral, dos lanzas se cruzaron ante su cansado rostro. –¿Vienes a participar? –le preguntó una voz seca. –Claro –mintió. Las lanzas se apartaron y entró en la ciudad. Con el paso del tiempo incontable…

Leer Más…

25- EL REENCUENTRO

Pesadillas Bermer

La luz de los dos soles bañaba las llanuras y colinas, los valles quebrados que se extendían tras las cordilleras de roca milenaria. El silencio reinaba, absoluto, entre el cielo y la desolada superficie planetaria. Quietud inmutable. El hombre surgió de la cueva que le servía de refugio, protegiéndose los ojos de la luminosidad con su mano a la altura de unas cejas inexistentes. La laguna se hallaba a escasa distancia, circundada por una masa de vegetación petrificada. Perezosamente, se despojó de los harapos que cubrían su cuerpo enjuto, dejándolos amontonados junto a la orilla; los restos de lo que antaño fuera su traje espacial. Y se sumergió en las tranquilas aguas. El calor de los soles no tardó en secar su piel. Estaba volviéndose…

Leer Más…

24- CONSCIENCIA IRREVERSIBLE

Pesadillas Bermer

  Desperté, y tras un pausado parpadeo, conseguí abrir los ojos por completo. Las remanentes brumas del sueño me hicieron desconfiar de mis sentidos durante unos instantes; y cuando éstas se disiparon, no quedó sombra de duda alguna: todo estaba sumido en la más absoluta oscuridad.   Acto seguido intenté situarme dentro de mis habituales referencias espacio-temporales; mayúscula fue mi sorpresa cuando comprendí que las desconocía. ¿Qué ocurre? ¡No recuerdo nada! –pensé aterrorizado.   Pero la amarga sorpresa no había hecho sino empezar. Con la salvedad de los ojos, el resto de mi cuerpo estaba paralizado, indiferente a mi voluntad de movimiento. Los titánicos esfuerzos por arrancar la más ligera señal de vida a alguno de mis miembros fueron estériles.   Intenté mantener la creciente…

Leer Más…

TRAS EL MURO – ¡Descarga gratis!

HORRORES DEL MAÑANA y Otros Relatos de Ciencia Ficción Oscura

¡CORTADLE LA CABEZA! y Otros Relatos de Terror

Haikus Oscuros